AUTOESTIMA

lunes, 31 de enero de 2011

VIVIR LAS EMOCIONES


La mayor parte de las habilidades para conseguir una vida satisfactoria son de carácter emocional, no intelectual

Hemos aprendido desde pequeños que el sentimentalismo (así se ha llamado al hábito de sentir a flor de piel las emociones y a mostrar en público esa forma de interpretar las vivencias) era propio de personas débiles, inmaduras, con déficit de autocontrol. Además, se ha extendido en nuestro imaginario colectivo el lugar común, machista como pocos, de que las emociones o -más aún- el llanto, pertenecen al ámbito de lo femenino. Sin embargo, todo evoluciona y va ganando terreno la convicción de que vivir las emociones es un elemento insustituible en la maduración personal y en el desarrollo de la inteligencia.

Sólo cuando entendemos nuestros sentimientos somos capaces de entender los de otras personas

Tenemos muy en cuenta nuestro espacio intelectual y no sólo le hemos dedicado tiempo y esfuerzo, sino que incluso la valoración que hacemos de una persona pasa, en buena medida, por sus conocimientos y habilidades intelectuales. Desde la educación, tanto reglada como no académica, se nos ha motivado para que saquemos el máximo partido a nuestros recursos intelectuales.

Nadie discute la necesidad de adquirir conocimientos técnicos y culturales para prepararnos (y reciclarnos) para la vida profesional, pero en una equivocada estrategia de prioridades olvidamos a veces la importancia de educarnos para la vida emocional. Aprender a vivir es aprender a observar, analizar, recabar y utilizar el saber que vamos acumulando con el paso del tiempo. Pero convertirnos en personas maduras, equilibradas, responsables y, por qué no decirlo, felices en la medida de lo posible, nos exige también saber distinguir, describir y atender los sentimientos. Y eso significa contextualizarlos, jerarquizarlos, interpretarlos y asumirlos. Porque cualquiera de nuestras reflexiones o actos en un momento determinado pueden verse "contaminados" por nuestro estado de ánimo e interferir negativamente en la resolución de un conflicto o en una decisión que tenemos que tomar.

Una habilidad muy especial

Mimar nuestro momento emocional, aprender a expresar los sentimientos sin agresividad y sin culpabilizar a nadie, ponerles nombre, atenderlos y saber cómo descargarlos, es uno de los ejes de interpretación de lo que nos ocurre. Cada vez que dudamos ante una decisión, que nos proponemos comprender una situación, no hacemos estas operaciones como lo haría un ordenador o cualquier otro ingenio de inteligencia artificial, sino que ponemos en juego, traemos a colación, todo nuestro bagaje personal (incluyendo lo que nos ha podido pasar hace un rato o unas horas) y el pesado fardo de nuestra herencia cultural. De ahí que vivir nuestras emociones es una habilidad relacional que nos capacita como seres que se desarrollan en un contexto social. Sólo cuando conectamos con nuestros sentimientos, los atendemos y jerarquizamos, somos capaces de empatizar con los sentimientos y circunstancias de los demás. No es más inteligente quien obtiene mejores calificaciones en sus estudios, sino quien pone en práctica habilidades que le ayudan a vivir en armonía consigo mismo y con su entorno. La mayor parte de las habilidades para conseguir una vida satisfactoria son de carácter emocional, no intelectual. Los profesionales más brillantes no son los que tienen el mejor expediente académico, sino los que han sabido "buscarse la vida" y exprimir al máximo sus habilidades.

Aprender a desarrollar la inteligencia emocional

Esta sociedad de las "buenas maneras" y el control social han hecho de nosotros auténticos robots de las apariencias. En la Universidad de Málaga los doctores Fernández Berrocal y Extremera han abordado la inteligencia emocional como la habilidad (esencial) de las personas para atender y percibir los sentimientos de forma apropiada y precisa, la capacidad para asimilarlos y comprenderlos adecuadamente y la destreza para regular y modificar nuestro estado de ánimo o el de los demás. En la inteligencia emocional se contemplan cuatro componentes:

  • Percepción y expresión emocional. Se trata de reconocer de manera consciente qué emociones tenemos, identificar qué sentimos y ser capaces de verbalizarlas. Una buena percepción significa saber interpretar nuestros sentimientos y vivirlos adecuadamente, lo que nos permitirá estar más preparados para controlarlos y no dejarnos arrastrar por los impulsos.
  • Facilitación emocional, o capacidad para producir sentimientos que acompañen nuestros pensamientos. Si las emociones se ponen al servicio del pensamiento nos ayudan a tomar mejor las decisiones y a razonar de forma más inteligente. El cómo nos sentimos va a influir decisivamente en nuestros pensamientos y en nuestra capacidad de deducción lógica.
  • Comprensión emocional. Hace referencia a entender lo que nos pasa a nivel emocional, integrarlo en nuestro pensamiento y ser conscientes de la complejidad de los cambios emocionales. Para entender los sentimientos de los demás, hay que entender los propios. Cuáles son nuestras necesidades y deseos, qué cosas, personas o situaciones nos causan determinados sentimientos, qué pensamientos generan las diversas emociones, cómo nos afectan y qué consecuencias y reacciones propician. Empatizar supone sintonizar, ponerse en el lugar del otro, ser consciente de sus sentimientos. Hay personas que no entienden a los demás no por falta de inteligencia, sino porque no han vivido experiencias emocionales o no han sabido gestionarlas. Quién no ha experimentado la ruptura de pareja o el sentimiento de orfandad por la pérdida de un ser querido, es difícil que se haga cargo de lo que sufren quienes pasan por esa situación. Incluso cuando se han vivido por experiencias de ese tipo, si no se ha hecho el esfuerzo de vivirlas de manera explícita aceptándolas e integrándolas, no estarán suficientemente capacitados para la comprensión emocional inteligente.
  • Regulación emocional, o capacidad para dirigir y manejar las emociones de una forma eficaz. Es la capacidad de evitar respuestas incontroladas en situaciones de ira, provocación o miedo. Supone también percibir nuestro estado afectivo sin dejarnos arrollar por él, de manera que no obstaculice nuestra forma de razonar y podamos tomar decisiones de acuerdo con nuestros valores y las normas sociales y culturales.

Estas cuatro habilidades están ligadas entre sí en la medida en que es necesario ser conscientes de cuáles son nuestras emociones si queremos vivirlas adecuadamente.

Gestionar adecuadamente las emociones supone:

  • No someterlas a censura. Las emociones no son buenas o malas, salvo cuando por nuestra falta de habilidad hacen daño, a nosotros o a otras personas.
  • Permanecer atentos a las señales emocionales, tanto a nivel físico como psicológico.
  • Investigar cuáles son las situaciones que desencadenan esas emociones.
  • Designar de forma concreta los sentimientos y señalar las sensaciones que se reflejan en nuestro cuerpo, en lugar de hacer una descripción general ("estoy triste", "estoy nervioso"...).
  • Descargar físicamente el malestar o la ansiedad que nos generan las emociones.
  • Expresar nuestros sentimientos a la persona que los ha desencadenado, sin acusaciones ni malas formas y detallando qué situación o conducta es la que nos ha afectado.
  • No esperar a que se dé la situación idónea para comunicar los sentimientos, tomar la iniciativa.

jueves, 27 de enero de 2011

lunes, 24 de enero de 2011

Cómo impacta el matrimonio en la salud


Sven Drefahl, profesor de Sociología de la Universidad de Estocolmo, ha estudiado el impacto que tiene en la salud la diferencia de edad entre los cónyuges. Según este investigador, a los hombres les beneficia tener a una pareja más joven, entre otras cosas porque una compañera más joven estará más capacitada para cuidar del hombre cuando éste se haga mayor.
Por su parte a las mujeres, desde el punto de vista de salud, les conviene casarse con hombres de su misma edad o con una diferencia mínima. Porque los estudios han demostrado que si ella es mucho más joven o más mayor que su pareja, entonces la mortalidad aumenta.
Por otra parte, según las estadísticas:
- Los viudos tienen un 20% más de probabilidades de sufrir infartos que los casados.
- Los casados tienen un 50% menos de probabilidades de desarrollar demencia respecto a los que viven solos.
- El riesgo de mortalidad de un marido que tiene 8 años más que su mujer se reduce un 11%
- La mujer que se casa con marido 8 años menor que ella incrementa su riesgo de mortalidad un 20%

Cómo influye el tabaquismo en el Alzheimer


Fumar mucho en la mediana edad duplica el riesgo de desarrollar la enfermedad de Alzheimer y otras formas de demencia dos décadas después, según un estudio de la Universidad de Finlandia Oriental y el Hospital Universitario de Kuopi en Finlandia. Los resultados del estudio se publican en la revista 'Archives of Internal Medicine'.
Los investigadores, dirigidos por Minna Rusanen, analizaron datos de 21.123 miembros de un sistema de atención sanitaria que participaron en una encuesta entre 1978 y 1985, cuando tenían entre 50 y 60 años. Los autores siguieron los diagnósticos de demencia, enfermedad de Alzheimer y demencia vascular entre enero de 1994 y julio de 2008, cuando los participantes tenían una media de edad de 71,6 años.
Del total de participantes, un 25,4 por ciento (5.367 individuos) fueron diagnosticados con demencia durante una media de 23 años de seguimiento, incluyendo a 1.136 con enfermedad de Alzheimer y a 416 con demencia vascular.
Aquellos que fumaron más de dos paquetes al día durante la mediana edad tenían un riesgo elevado de demencia global y también de cada subtipo, enfermedad de Alzheimer y demencia vascular, en comparación con los no fumadores. Los ex-fumadores, o aquellos que fumaban menos de medio paquete al día, no parecían tener un mayor riesgo.
Los autores señalan que el tabaquismo es un factor de riesgo bien conocido del ictus y que podría contribuir al riesgo de demencia vascular a través de mecanismos similares. Además, el tabaco contribuye al estrés oxidativo y a la inflamación, que se cree son factores importantes en el desarrollo de la enfermedad de Alzheimer. Los investigadores creen que es posible que el tabaquismo afecte al desarrollo de demencia a través de mecanismos vasculares y neurodegenerativos.
Las estimaciones actuales sugieren que el tabaco es responsable de varios millones de muertes cada año por causas como el ataque cardiaco y el cáncer. Aunque el tabaquismo aumenta los riesgos de la mayoría de enfermedades y de mortalidad, algunos estudios han mostrado entre los fumadores un riesgo reducido de enfermedad de Parkinson y otras enfermedades neurodegenerativas.

- Prueban el efecto protector del brócoli, col verde, repollo y zanahoria.



Comer zanahorias y crucíferas (col verde, repollo, brócoli) podría reducir el riesgo de desarrollar cáncer de mama, en especial una forma agresiva común en las afroamericanas. Un equipo que analizó los datos del estudio en curso Black Women's Health Study no obtuvo los mismos resultados en cuanto al consumo de frutas.
Un equipo dirigido por la doctora Deborah A. Boggs, de la Boston University, controló la dieta y la salud de más de 50.000 afroamericanas de Estados Unidos durante 12 años. Unas 1.300 participantes desarrollaron nuevos casos de cáncer mamario en ese tiempo; el 35 por ciento tuvo tumores ER-negativo.
El estudio mostró que las mujeres que comían por lo menos dos porciones de verduras por día tenían un 43 por ciento menos riesgo de desarrollar tumores ER-negativos que las que ingerían menos de cuatro porciones por semana. Los autores identificaron también ciertos tipos de vegetales que reducían el riesgo de desarrollar todo tipo de cáncer de pecho: brócoli, col verde, repollo y zanahoria.
Las participantes que consumían tres o más porciones por semana de zanahoria, por ejemplo, tenían un 17 por ciento menos riesgo de desarrollar cáncer mamario que las que comían el vegetal menos de una vez por mes.
Los resultados para todas las verduras se mantuvieron aun tras considerar otros factores de riesgo potenciales de cáncer mamario, como el ejercicio, el tabaquismo, el consumo de alcohol, la educación y el consumo de otros alimentos de una dieta prudente.
Con su equipo, Boggs había demostrado que la llamada "dieta prudente", rica en verduras, frutas, cereales integrales y pescado, redujo el riesgo de desarrollar tumores mamarios con receptores de estrógeno negativos (ER-negativo) en las afroamericanas.
Ese tipo de cáncer, que no es sensible al estrógeno, es más común en esa población que en las mujeres blancas. También es más difícil de tratar y más agresivo que los tumores sensibles a la hormona.
El cáncer de mama es la segunda causa de muerte por tumores en las afroamericanas y las blancas, según los Centros para el Control y la Prevencin de Enfermedades de Estados Unidos. Lo sufrirá una de cada ocho estadounidenses en su vida; la edad, la herencia y el ambiente elevan el riesgo individual.
FUENTE: American Journal of Epidemiology, online 11 de octubre del 2010

miércoles, 19 de enero de 2011

EL PARADIGMA DE LA RIQUEZA


Una vez un padre de una familia acaudalada llevo a su hijo a un viaje por el campo, con el firme propósito de que este viera cuan pobres eran las gentes del campo; que comprendiera el valor de las cosas y lo afortunados que eran ellos.

Estuvieron por espacio de un día y una noche completos en una granja de una familia campesina muy humilde. Al concluir el viaje, y de regreso a casa, el padre le pregunta a su hijo:

-¿Qué te pareció el viaje?...

-Muy bonito Papá.

-¿Viste qué pobre y necesitada puede ser la gente?

-Sí.

-¿Y qué aprendiste...?

-Vi que nosotros tenemos un perro en casa, ellos tienen cuatro. Nosotros tenemos una piscina de 25 metros, ellos tienen un riachuelo que no tiene fin.Nosotros tenemos unas lámparas importadas en el patio, ellos tienen las estrellas. Nuestro patio llega hasta el borde de la casa, el de ellos tiene todo un horizonte. Especialmente Papá, vi que ellos tienen tiempo para conversar y convivir en familia. Tú y mamá tienen que trabajar todo el tiempo y casi nunca los veo.

Al terminar el relato, el padre se quedó mudo... y su hijo agregó:

- Gracias, Papá, por enseñarme lo ricos que podríamos llegar a ser.

martes, 18 de enero de 2011

UN BUEN LIBRO




ANDO MENTIMOS, Robert Feldman

“Estaba a punto de llamarte.”
“Es sólo un amigo.”
“No eres tú, soy yo.”
”Tu secreto está seguro conmigo.”

Todos hemos oído estas frases… y las hemos dicho. La cuestión no es si mentimos, sino cuánto y por qué.

Robert Feldman, profesor de psicología y autoridad de prestigio mundial en las causas y efectos del engaño, demuestra, con datos objetivos, que la mentira está enraizada en nuestra sociedad hasta un punto alarmante. Descubrir por qué la cultura occidental es cada vez más tolerante con el engaño, averiguar el precio que pagamos por la falsedad y por qué estamos tan dispuestos a aceptarlo es el primer paso para construir unas relaciones más basadas en la honestidad; con los demás y con uno mismo. El esfuerzo, afirma el autor, es hoy más necesario que nunca.


“La mentira tiene las piernas muy cortas”, afirma el dicho. Robert Feldman demuestra sin embargo que es casi imposible detectar el engaño en las relaciones diarias, tanto más cuanto a menudo somos solícitos cómplices del mismo. La falsedad está tan enraizada en nuestra sociedad que si de repente todos dejáramos de mentir no la reconoceríamos. Ni probablemente querríamos vivir en ella.
Hablamos mucho del valor de la verdad, la contemplamos con respeto genuino, pero la mentira está a la orden del día en las interacciones cotidianas e incluso en la cultura. El engaño impregna el contacto mutuo y define las relaciones. Forma parte integrante del proceso de socialización infantil. Está presente en la economía, en los medios de comunicación, en el trabajo y en el gobierno de las naciones.
¿Por qué estamos tan dispuestos a aceptar la mentira por parte de los demás y a engañarnos a nosotros mismos? ¿Qué precio estamos pagando, como individuos y como cultura? ¿Cómo afrontar la traición, la infidelidad y la pérdida de confianza en familiares y amigos?
Cuando mentimos es un sorprendente y a ratos sobrecogedor análisis de la preeminencia y las consecuencias de la mentira en la sociedad contemporánea. También ofrece valiosas reflexiones sobre los beneficios personales y globales que puede aportar la sinceridad o, cuando menos, cierta honestidad. Un libro honrado e inteligente, indispensable para empezar a ser conscientes de la manipulación que todos sufrimos –y ejercemos- a diario.

El autor

Robert Feldman
Miembro de la American Psychological Association y de la Association for Psychological Science, Robert Feldman lleva más de veinticinco años estudiando los mecanismos del engaño en la vida diaria. Su trabajo, considerado de utilidad pública, ha sido patrocinado por instituciones tan prestigiosas como el Instituto Nacional de Salud Mental Norteamericano. Es profesor de psicología en la Universidad de Massachussets, donde vive en la actualidad.
Cuando mentimos constituye el más completo y novedoso trabajo sobre la mentira, que pone al alcance del gran público las conclusiones de sus investigaciones.

IRSE A VIVIR A UN PUEBLO

Durante el 'boom' inmobiliario, la opción de irse a vivir a un pueblo casi deshabitado a cambio de beneficios socioeconómicos era una idea que a pocos se les pasaba por la cabeza. Ahora, este plan lo contemplan con mejores ojos más familias.

No lo descartan, los propietarios asfixiados con las cuotas de la hipoteca y que tienen dificultades para llegar a fin de mes y sacar adelante a la familia, ni tampoco aquellos que siempre han soñado con una vida en contacto con la naturaleza.

En España, hay numerosos pueblos abandonados o semidesiertos que han sufrido un envejecimiento de población por el éxodo rural. Algunos han aumentando su 'esperanza de vida' a base de ofrecer facilidades a sus posibles nuevos vecinos.

La iniciativa para repoblar municipios comenzó en 1984 con el Programa Experimental de Recuperación y Utilización Educativa de Pueblos Abandonados. Las primeras aldeas a las que se les alargó la vida fueron Granadilla (Cáceres), Búbal (Huesca) y Umbralejo (Guadalajara), hoy pueblos visitados por un gran número de turistas.

En los últimos años, el Gobierno y diversos ayuntamientos han retocado sus planes para fichar nuevos habitantes. El perfil más interesante en la actualidad es el de familias jóvenes con varios niños. Las que estén dispuestas a dar el paso de emigrar de la ciudad al campo, serán colmadas de beneficios: facturas gratis en la nueva residencia, un puesto de trabajo y, en algunos casos, una vivienda que no entraña apenas coste económico. La condición, la misma de siempre: que la familia al completo se empadrone en el municipio. En localidades, como las que siguen a continuación:

-Arganza (León). En los últimos años, su ayuntamiento ha ofrecido casas gratis a familias con dos o más hijos. El objetivo era evitar el cierre de la escuela -con solo cuatro alumnos-, algo que la iniciativa consiguió.
-Elijate (Almería). También este pueblo ha ofertado en los últimos años casas gratis a familias con hijos para aumentar su población.
-Algar de Palancia (Valencia). Aquí la población ha crecido después de prometer 750 euros por bebé a los padres que llevaran más de dos años empadronados en el pueblo.
- Peñas de San Pedro (Albacete). Las ventajas de trasladarse a vivir aquí son mayores: 3.000 euros por hijo, préstamos de 7.000 euros por trabajador de las empresas del municipio o exención del IBI hasta de 20 años.
- Castelnou (Teruel). La promoción para atraer familias es reciente, y consiste en un gratis total de impuestos. El pueblo se lo puede permitir porque tiene una economía saneada pero su población es demasiado mayor.
- Aguaviva (Teruel). Figura entre los pueblos que han motivado que este tipo de medidas para atraer habitantes empiece a cuestionarse. Ofreció casa y trabajo a familias extranjeras con hijos, pero la integración no resultó tan satisfactoria como esperaban.
- Retortillo de Soria (Soria). Su ayuntamiento promocionó tanto el plan de repoblación en los medios que se vio desbordado por las solicitudes de familias interesadas en las buenas condiciones para vivir en la localidad: empleo indefinido y alquiler barato.

La repoblación de estas localidades cuenta con el apoyo no sólo del Gobierno sino también de diferentes ONG y proyectos como los de Abraza la Tierra o el programa Savia Rural de cooperación interterritorial, que luchan por no perder la esencia de los pueblos y fomentan iniciativas como las 'ecoaldeas'.



- Fe de erratas: La localidad leonesa de San Andrés apareció en la versión original de este reportaje por un error editorial, ya que en ningún caso ha puesto en marcha un programa municipal en el que se ofreciera un inmueble de manera gratuita a familias que se trasladaran a vivir a la localidad. Sentimos las molestias que este malentendido haya podido ocasionar.

TACONES ALTOS

tacones altos

Los tacones altos son uno de los dictados de la moda que más incomodan a las mujeres de hoy en día.

Caminar con zapatos de tacón alto, según la mayoría de los podólogos, provoca numerosos inconvenientes: juanetes, callos y problemas en pantorrillas, rodillas y espalda.

En el armario tener zapatos con tacones de diferentes tamaños dificulta las cosas: hay que tener estantes a diferentes alturas y las perneras de los pantalones han de tener diferentes largos para amoldarse a los distintos tacones.

Con zapatos bajos no irás tan a la moda, pero ganarás en comodidad, salud y simplicidad.


miércoles, 12 de enero de 2011

PROPIEDADES DEL MAGNESIO




El magnesio es un metal muy común en la naturaleza en forma de sales. Es el octavo elemento más abundante en la tierra y el segundo, después del sodio, en el mar.

El magnesio es uno de los minerales que necesita el organismo, aunque en pequeñas dosis, para mantener su equilibrio natural. Está presente en las células nerviosas, por lo que desempeña un papel muy importante en el buen funcionamiento del sistema nervioso.

CAUSAS Y SÍNTOMAS DE LA FALTA DE MAGNESIO

La deficiencia de magnesio es relativamente frecuente. En la mayoría de los casos es el resultado de una alimentación pobre, de diarreas prolongadas, diabetes, mala absorción intestinal o alcoholismo. También suele producirse un déficit de magnesio cuando se toman diuréticos de forma continuada o se recibe alimentación por vía intravenosa durante períodos prolongados de tiempo. Asimismo, las embarazadas y las personas que realizan grandes esfuerzos físicos, ya sea por razones deportivas o laborales, también se encuentran expuestas a sufrir carencias de este mineral.

Los síntomas carenciales del magnesio son la falta de memoria y las dificultades en la retención. Este minera! es esencial para el buen rendimiento de los niños en la escuela, de los estudiantes en general y de las demás personas en el ámbito laboral y cotidiano.

El magnesio también contribuye a la relajación muscular, por lo que su carencia se puede traducir en una sensación constante de fatiga. Otro signo bastante evidente de la falta de este mineral es el parpadeo en el ojo. El magnesio está directamente relacionado con el buen estado de las paredes de nuestras arterias, de manera que su carencia también puede afectar al músculo cardiaco, provocando arritmias, taquicardias o pinchazos en el pecho. La razón está en que la falta de magnesio contrae las arterias y, por lo tanto, dificulta la circulación de la sangre que va a los pulmones y al corazón. En su interacción con el calcio, regula la cantidad de éste que penetra en las células a fin de controlar funciones tan decisivas para el cuerpo como el ritmo cardiaco.

Este minera! esencial tiene relación directa, junto con las proteínas, con la formación de colágeno. Si no se fabrica una cantidad suficiente de colágeno, hecho que sucede cuando tenemos escasez de magnesio, aparecen dolencias como la artrosis o la osteoporosis. Esta última contribuye al deterioro del sistema óseo, y si se padece un pequeño golpe puede ocasionar graves fracturas en los huesos.

MAGNESIO Y ESTRÉS

También el estrés, muy común en las sociedades occidentales avanzadas, es capaz de provocar un déficit de magnesio debido a mecanismos neurohormonales. A su vez, el déficit de magnesio puede generar un estado de hipersensibilidad al estrés. Se establece así un círculo vicioso de perniciosas consecuencias.

BAÑOS DE SALES DE MAGNESIO

Contra los dolores de las articulaciones, el reúma, la artrosis y cualquier otra dolencia de los huesos, así como para el agotamiento físico, es muy recomendable realizar un baño con sales de magnesio. El tratamiento, en personas con dolencias graves, consistirá en realizar durante 9 días un baño diario de agua caliente (a 34 °C) con sales de magnesio. A continuación hacer otros 9 baños en días alternos y, finalmente, continuar con un baño semanal durante un año.

EL MAGNESIO Y LA DIETA

Ya hemos visto la importancia que tiene el magnesio en el organismo. La mejor manera de obtenerlo es a través de la dieta introduciendo en ella alimentos ricos en este mineral.

La ración diaria recomendada de magnesio es de 350 mg para los hombres y 330 mg para las mujeres.

El doctor Paul Carton afirmaba que comer diariamente ensaladas y frutos secos alimentos ricos en magnesio es comer salud en barras de oro. Véanse a continuación que alimentos contienen mas magnesio:

Contenido en magnesio por cada 100 g de alimento

Cacao………………………………….......420 mg

Nueces del Brasil………………………….. 410 mg

Almendras…………………………………. 230 mg

Cacahuetes………………………………… 180 mg

Nueces…………………………………….. 180 mg

Avellanas………………………………….. 180 mg

Judías……………………………………… 160 mg

Pistachos…………………………………... 160 mg

Jengibre……………………………………. 130 mg

Legumbres………………………………… 120 mg

Cereales integrales………………………… 120 mg

Maíz……………………………………….. 120 mg

Guisantes……………………………………120 mg

Hojas verdes vegetales……………………… 65 mg

Encabezando la lista se encuentra el cacao, un alimento cuya particular historia resulta muy interesante: su origen se sitúa en América. Los incas lo tomaban mezclado con fuertes especias y lo utilizaban como vigorizante y afrodisíaco. También lo utilizaban como producto de intercambio. A continuación figuran los frutos secos mas comunes y para finalizar las legumbres y las verduras.

martes, 11 de enero de 2011

LAS PROPIEDADES DEL TÉ VERDE



El te verde es un excelente protector contra algunas enfermedades, al mismo tiempo que aumenta nuestra vitalidad.




Los tes verdes y negros contienen poli fenoles con indudables efectos positivos sobre nuestro cuerpo. Protegen el corazón disminuyendo los niveles de colesterol y mejorando el metabolismo de los lípidos. También protegen contra la aparición de cáncer al eliminar los radicales libres que pueden dañar las células empujándolas hacia un crecimiento incontrolado. Los poli fenoles también tienen efectos anti-bacterianos.

Los fabricantes del té preparan ambas clases de té (negro y verde) de las hojas de la planta del té, el Camelia Sinensis, un arbusto natural de Asia. El proceso de fabricación del té verde consiste únicamente en cocer al vapor las hojas durante un corto periodo de tiempo y dejarlas secar. Para obtener el té negro, que es el principalmente consumido en Occidente, después de este proceso de cocción las hojas son sometidas a secado y calefacción. Durante este proceso se produce una fermentación natural, que conlleva un oscurecimiento de las hojas de té y el desarrollo de unos aromas y sabores muy distintos del té verde.

Puesto que la fermentación destruye parte de los poli fenoles, se cree que el té verde es mejor para la salud. El té verde contiene cerca de 27 por ciento de catechins, mientras que el té negro únicamente aporta un 4 por ciento de esta sustancia.

En pruebas de laboratorio, se ha comprobado que el té verde inhibe el crecimiento de los cánceres de piel en ratones, así como ha resultado un buen protector contra el cáncer de pulmón en animales expuestos a un fuerte extracto de tabaco. En los seres humanos también se ha detectado que las personas que toman regularmente té verde mostraron menos propensión a contraer cáncer que las personas que no lo incluían entre sus hábitos. Por ejemplo, una encuesta de 472 mujeres japonesas con cáncer de pecho se encontró que cuanto más té verde bebieron las mujeres después de sus diagnosis, menos probable era que el cáncer se hubiera ramificado hacia los nodos linfáticos. Además, las que consumían más té verde tenía menos probabilidades de repetición del cáncer.

No obstante, también hay ciertas evidencias que señalan que el te negro no debe ser descartado. Según una investigación publicada en el diario Mutagénesis, tanto el té negro como el verde y el descafeinado tienen capacidades equiparables para la neutralización de los agentes químicos cancerígenos, siempre según investigaciones realizadas en laboratorio. Estas investigaciones permiten concluir que los derivados fermentados de los poli fenoles también pueden ser activos en el te negro. Otro estudio, publicado en la misma publicación, encontró actividad contra la mutación celular y antioxidante equiparable en los preparados de té instantáneos, tanto negro como verde.

Todos los tés contienen teofilina, sustancia muy parecida a la cafeína. Puede ser adecuada para personas que sufren de asma, ya que actúa como broncodilatador. No obstante las personas pueden hacerse adictas al té y a los efectos estimulantes de la teofilina, por lo que es recomendable disfrutar de esta bebida un máximo de dos tazas al día. Es necesario recordar que una taza de té –aunque sea té verde- contiene aproximadamente 40 miligramos de cafeína

Si usted no toma cafeína, ya sea en forma de café, de té negro, de té verde o de refrescos de cola, no es recomendable adquirir esta práctica. Puede obtener los mismos beneficios para su salud a través de sus formas descafeinadas. Si usted toma cafeína, es recomendable intentar cambiar a té verde, por lo menos en parte. Tómelo sustituyendo los refrescos de cola o utilícelo para sustituir una taza de café.

Actualmente se ha llegado a publicar que el té verde tiene tantos o más antioxidantes que las frutas y las verduras. Personalmente creo que no es cierto. El término “antioxidante” se ha convertido últimamente en una palabra de uso muy común en nutrición, y esto puede ser bueno y malo a la vez. Es bueno porque significa que más gente sabe que antioxidantes tales como las vitaminas C y E, el selenio y varios pigmentos encontrados en frutas y verduras pueden protegerlos contra diversos tipos de cáncer y otras enfermedades degenerativas. Es malo porque los publicistas abusan de estos términos y los utilizan para vender productos, aunque para ello tuerzan la verdad.

También últimamente se han comentado los beneficios del té verde como tónico para la piel. Sin embargo, probablemente debería beberse un promedio de dos tazas de té verde por día para conseguir unos resultados significativos, lo cual implica una ingesta de cafeína mayor de la recomendada. Pueden buscarse productos descafeinados o extractos descafeinados de alta calidad con contenidos de poli fenoles garantizados. Las investigaciones actuales muestran incluso que la aplicación tópica del extracto de té verde puede prevenir quemaduras producidas por el sol y cáncer de piel, así como un reconstituyente para pieles dañadas por la radiación solar.

Creo que es un error depender del té como única fuente de antioxidantes. Las frutas y las verduras aportan en conjunto más vitaminas y minerales totales, además de fibra necesaria para un perfecto funcionamiento de nuestro cuerpo. Algunas de las mejores frutas y verduras son los pimientos rojos, la papaya, la naranjas, el brócoli, el pomelo, los tomates, los boniatos, las zanahorias, la col rizada, los mangos y el melón.

Dr. Andrew Weil


Dr. Andrew Weil El Dr. Andrew Weil realizó sus estudios de medicina en la Universidad de Harvard. Actualmente es fundador del Centro de Medicina Holística de Tucson. Es autor, entre otros, del libro Salud total en 8 semanas y La Curación Espontánea entre otros.